Una forma disruptiva de desarrollo




Hemos decidido intencionalmente provocar los cambios necesarios para darle vida a escenarios más inspiradores. En esta labor nos hemos ido, en ocasiones, con la idea errónea de que estos cambios deberían suceder allá afuera. En todo aquello que nuestros ojos pueden ver, en vez de comenzar a gestarlos en la única realidad de la que verdaderamente tenemos influencia: nuestro interior.


Y esto me sucedió cuando decidí empezar a acompañar procesos de desarrollo personal a través del Coaching laboral. Estuve tentada en varias ocasiones a saber la solución para la problemática que presentaban mis clientes. Error de principiante. Yo no soy la respuesta ni la solución. Mi papel al acompañar es eso: acompañar.


Y ¿cómo se acompaña? Hay miles de formas. Con la que más resueno hoy es acompañar con compasión. Y ¿qué es exactamente la compasión? una mirada empática seguida de la intención genuina de ayudar, una definición inspirada en el trabajo de investigación del Dr. Richard Boyatzis. La ayuda que realmente ayuda en todo proceso de desarrollo es fomentar el autoconocimiento. Está es la razón por la cual jamás nadie podrá dictarte el camino a seguir en tu propio desarrollo personal porque justo el desarrollo personal va de autoconocerse. De aquí la frase: “Si un huevo se rompe desde afuera se acaba la vida, si se rompe desde dentro la vida comienza”.


Entonces, ¿de qué sirve que alguien nos acompañe? Nos sirve de espejo. Un espejo que nos regrese, con esa mirada compasiva arriba mencionada, información que pueda ayudarnos a ampliar la perspectiva que tenemos de nosotros. Como acompañante profesional de desarrollos personales esto me ha implicado tiempo invertido en mi propio desarrollo personal. ¿Con qué empatía podría acompañar un camino que yo misma no he caminado? Ninguna. Caminar el camino es EL camino. Caminarlo sin esperar ver una meta. Caminarlo como proceso de vida constante.


Es justo de este proceso de vida constante de donde nace una nueva forma, disruptiva, de acompañar los procesos de desarrollo laboral: los círculos creativos de mujeres (aullido de loba de fondo). Este formato de acompañamiento nace de este deseo de caminar el camino desde un suelo de igualdad. Si bien nuestro papel como Coaches es sólo acompañar, la bondad de la figura del círculo nos permite también vivir el proceso del caminar mientras acompañamos. Aquí radica lo poderoso, sanador, bondadoso y radical del círculo.


Y desde este suelo de igualdad, de un alma en vuelo a otra alma en vuelo, es que te invitamos a formar parte de ellos. Hemos creado una Membresía para una serie de Círculos Creativos que se llevarán a cabo a lo largo de este periodo otoñal. Conoce toda la información aquí.


Te vemos en el círculo.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo