• Dal

¿Cómo navegar en una cultura organizacional contraria a nuestros propios valores?


El sentido de pertenencia es una antigua necesidad humana, que nos permite enraizarnos profundo y crecer a lo alto. Cuando sentimos que pertenecemos a algo mucho más grande, experimentamos una robusta confianza psíquica para avanzar en la vida y en nuestra carrera profesional.

Si bien, de facto solemos pertenecer a diversas esferas o tribus simultáneas (como nuestra familia, nuestro lugar de trabajo, nuestro país o cultura), en ocasiones, podemos sentirnos aisladas, apartadas o “fuera de”.


Estas sensaciones pueden ocurrir cuando la escala de valores o comportamientos del grupo no corresponde con lo que nosotras creemos y sentimos que es verdad, en nuestro corazón.


Y esto lo podemos sentir en cualquier ámbito, incluido nuestro trabajo, donde la actitud o mentalidad de una o varias personas es opuesta a nuestra escala de valores y principios.


¿Qué hacer en esos contextos divergentes? ¿Cómo navegar en una cultura organizacional con valores tan distintos a los nuestros? Si bien no hay manual de respuestas para estas preguntas, te compartimos algunas ideas que pueden ser un ancla para ti, a fin de sentir una mayor confianza y estabilidad, en tu lugar de trabajo.


IDEA 1: Ánclate en tus valores esenciales


El ser en esencia no requiere pertenecer a algo externo. Habita dentro de ti, esencialmente en tu escala de valores. ¿Con qué valores resuenas más profundamente?



Elige los valores que te distinguen o te caracterizan. Recuérdalos cada vez que te sientas desmotivada o desenganchada con la cultura organizacional. Te darás cuenta que, mientras tengas presente tus valores, experimentarás mayor estabilidad, sin importar el entorno en el que te encuentres.


IDEA 2: Observa tus valores en acción


Analiza tu día laboral. Mientras estés mandando un correo, contestando a un cliente o cumpliendo con alguna tarea, observa el valor que te está motivando a la acción. Si para ti la honestidad es un valor esencial, reconoce cómo tu acción está fomentando el valor de la honestidad en la organización.


Identificar el propósito de tus acciones y comportamientos, te ayudará a ver el impacto de tu contribución. En la medida en que tus valores se convierten en tu brújula interna, te convertirás en una influencia muy positiva para tu entorno.


IDEA 3: Fortalece tus ideas en alianzas poderosas


El poder de la colaboración va más allá del logro de un resultado específico. En realidad, es la sinergia de ideas, creencias y emociones, que se retroalimentan entre sí, a partir de las cuales, experimentamos mayor convicción y certeza en la vida.


¿Quién de tu círculo cercano de compañeros de trabajo tiene una mentalidad similar a la tuya? ¿Con quién puedes soñar, imaginar, celebrar?

Cuando dos o más mentes se unen a un solo propósito, sus resultados son sorprendentes. Tal vez, en tu trabajo o círculo cercano, existe esa persona con la cual te sientes parte de una alianza poderosa secreta. Cultívala y fortalécela.


IDEA 4: Inspira a la acción


Un líder no nace siendo líder. Se convierte en líder, cuando va un paso adelante que el resto. En ocasiones, adoptamos el rol de seguidores en nuestro trabajo, y en otras, la situación nos pide adoptar el rol de líderes.


Cuando hablamos de ser líderes, no hablamos de querer controlar a los demás con una agenda oculta, sino de inspirar con el ejemplo a la acción. Tal vez, en tu organización existan comportamientos que deban ser corregidos. Alzar la mano y la voz puede ser algo que se requiera de ti.


Para ello, teniendo muy presente tu escala de valores, podrás transmitir un mensaje coherente que inspire al cambio. Puedes usar frases como:

  • “Me encantaría ver en nuestra organización…”

  • “Uno de los valores que podríamos fomentar más es…”

  • “Como equipo, nos sentiríamos más comprometidos si…”

Tu mensaje llegará, al ser transmitido desde lo más profundo en ti.


IDEA 5: Elige tu tribu


En ocasiones, nuestro deseo de crecer nos lleva a contemplar la posibilidad de hacer cambios en nuestra vida laboral. Para ello, oxigenar nuestras ideas, imaginar nuevas posibilidades, permitiéndonos soñar con nuevos proyectos, se convierte en algo fundamental.


Elige la tribu con la cual puedes hacer esto. Cuando estamos en transición, en ocasiones, necesitamos verbalizar nuestros nuevos proyectos como una necesidad psíquica para creerlos y hacerlos posibles.


Si es tu caso, únete a nuestros Círculos creativos de mujeres, donde conversamos de todo lo que se requiere para conectar con las pasiones y hacerlas una realidad, en nuestra vida profesional.


Conoce más aquí


Encantadas de recibirte y que seas parte de.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo